5 recetas con pipas de girasol

La pipa o semilla de girasol es un estupendo complemento alimenticio, ya que ofrece vitaminas, minerales, fibra, proteína y grasas saludables. A continuación te indicamos cinco recetas con pipas de girasol que no solo serán del deleite de tu paladar, sino que mejorarán tu alimentación.

Las mejores recetas con pipas de girasol

1.- Pipas de girasol saladas

Esta es sin duda la forma más usada en el consumo de la semilla de girasol, tanto por su gustoso sabor como por su sencilla forma de preparación. Los ingredientes que necesitas para preparar una porción para una o dos personas, son los siguientes:

  • 1 taza de semillas de girasol con cáscara.
  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharada de sal, preferiblemente gruesa.

El proceso inicia colocando en un microondas la taza de agua, durante un minuto. Luego esta se deja reposar durante otro minuto, y se disuelve en ella la sal. Esta mezcla se deja en reserva.

Se lavan y escurren las semillas de girasol, y luego se llevan al fuego en una sartén  hasta que sequen, teniendo sumo cuidado de no quemarlas. En la sartén se añade la solución de agua salada, y se deja hervir  hasta que se evapore toda el agua, removiendo la mezcla con frecuencia.

Una vez el agua se evapora, las semillas se colocan en una fuente y se llevan al horno a baja temperatura (100°) entre 15 y 20 minutos.

2.- Pasta de girasol

Es una rica pasta para untar que puedes usar como un sustituto de la mantequilla o margarina.

Inicias colocando en un recipiente para hornear 2 tazas de semillas de girasol sin concha, sobre una plancha de silicona o papel manteca. Luego procedes a hornear durante 20 minutos a temperatura de 180°, revolviendo cada tanto para generar un tostado parejo.

Dejas enfriar las semillas tostadas a temperatura ambiente, y luego las mueles mediante la ayuda de una  procesadora o licuadora. En principio verás que se forma una especie de harina o granulado, que luego se transforma en una masa de textura bien cremosa y suave.

3.- Crumble de manzanas

Para este delicioso plato, propio para cuatro personas, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1/2 taza de semillas de girasol sin concha.
  • 1/2 taza de coco rallado o en escamas.
  • 1 cucharada colmada de aceite de coco o ghee.
  • 1 pizca de canela.
  • 1 pizca de Stevia o miel.
  • 1 cucharadita de chía.
  • 4 manzanas.
  • 1 mandarina.

Una vez cortadas las manzanas, las debes colocar en una fuente de vidrio o cerámica apta para horno. Luego de humedecerlas con el jugo de media mandarina, las espolvoreas con canela y ralladura de concha de mandarina. Y llevas el recipiente a un horno a temperatura media por 15 minutos.

Mientras se hornea, en un bol mezclas el girasol, coco, aceite, endulzante y canela a gusto. Esta mezcla se amalgama con las manos, hasta lograr una consistencia uniforma.

Retiras las  manzanas del horno y sin dejar enfriar, colocas la mezcla de semillas por encima. Vuelves a colocar el plato en el horno por unos breves minutos, hasta que el crumble se  dore.

4.- Ensalada de escarola con pipas de girasol

Este plato es tan simple como nutritivo, y realizarlo para cuatro personas requiere de los siguientes ingredientes:

  • 1 escarola.
  • 12 tomates desecados en aceite.
  • 1 taza de pipas de girasol peladas.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Vinagre de Jerez.
  • Sal fina.

Lava la escarola con agua abundante, y luego deja que escurra el agua. Procede a trocearla en pedazos medianos,  y colócala en una fuente. Corta los tomates en trozos pequeños  y espárcelos sobre la escarola. Agrega las pipas de girasol, así como aceite, vinagre y sal a tu gusto.

5.- Ensalada con queso fresco y pipas de girasol

Para cuatro personas necesitas los siguientes ingredientes:

  • 125 g de hojas variadas de lechugas.
  • 150 g de queso fresco.
  • 50 g de pipas de girasol tostadas.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Sal fina.

Limpia las hojas de lechuga, trocéalas, escúrrelas y extiéndelas sobre una fuente grande. Añade en dicho reciente el queso cortado en forma de pequeños dados. Sazona y aliña a tu gusto con sal, aceite y vinagre, y por último añade a la mezcla las semillas de girasol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *