Ventajas de cultivar en invierno

A priori, cultivar en invierno puede parecer una locura, pero cómo todas las estaciones, este árido tiempo tiene sus ventajas.
Gracias a sus bajas y secas temperaturas, nos permite disfrutar de diferentes productos que no toleran el calor y que en invierno dan sus frutos con excelentes calidades.

Pros de cultivar en invierno:

Esta estación apenas tiene puntos intermedios. En invierno la mayoría de los días son de frío y es bastante usual, que como todos sabemos, vivamos en una niebla más o menos constante que hace a esta estación mucho más húmeda, sobretodo, teniendo en cuenta el lugar en el que se vive.
A pesar de las inclemencias propias de dicha estación, no todo son malas noticias. Gracias a que el agua tarda más tiempo en evaporarse, el cultivo requiere menos riego, incluso en alguno de los casos, sólo habrá que regar una vez a la semana o cada dos de ellas, por lo que el ahorro en agua es bastante significativo.
Además, es una época idónea para realizar transplantes, ya que el clima propio del invierno hace que las raíces tengan más tiempo para desarrollarse en un nuevo hábitat, puesto que la humedad nombrada anteriormente permite que las plantas tarden más en secarse.
También, las temperaturas bajas evitan la aparición de cierto insectos, ya que sus ciclos de desarrollo se retrasan. Por lo tanto, las plagas en nuestros cultivos serán menos notables y desaparecerán como amenaza para nuestras hortalizas y plantas en general.

Desventajas de cultivar en invierno.

Pero, evidentemente, no todo en esta estación es bueno ni ventajoso. En la otra cara de la moneda encontramos la ralentización del desarrollo de algunos cultivos, ya que necesitan un ambiente más cálido para crecer. Es por este motivo por lo que las cosechas son más esporádicas en muchas hortalizas, e incluso algunas de ellas no llegarán a desarrollarse debido a estas temperaturas.
El invierno y sus bajas temperaturas requieren unos cuidados mayores, ya que debemos proteger a nuestro cultivo del frío y las heladas con plásticos.
El último de los inconvenientes más notables es la aparición de hongos. Los hongos se ven favorecidos por la humedad, por lo que su aparición será mucho más frecuente de lo que nos gustaría.
Con estos datos y teniendo en cuenta el cultivo que quieres desarrollar ¿Ya tienes claro en qué estación lo llevarás a cabo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *