El maíz dulce ha llegado dispuesto a quedarse.

A falta de datos oficiales, que el consumo de maíz dulce en España ha aumentado en los últimos años es un hecho. Sus variadas posibilidades de utilización, hacen de esta hortaliza un perfecto complemento para diferentes recetas, aportándoles frescura y un toque dulce que las hará diferentes.

 

En otros países como Estados Unidos, es la segunda hortaliza más popular, ya que puede utilizarse tanto en platos cómo en postres.

 

 

Historia del maíz dulce.

Esta hortaliza nace de la mutación en los genes en el maíz convencional en el siglo XIX en América, llegando a Europa en la segunda guerra mundial. Fue un cereal fundamental en las civilizaciones mayas y azteca. Y su consumo
Dicha mutación provoca un sabor dulce en las mazorcas de maíz, que son cosechadas en la etapa precoz de su crecimiento, lo que aporta esa textura lechosa. Cuando el grano madura, este azúcar se convierte en almidón, lo que hace que se conserve poco tiempo y se coma fresco.

 

Beneficios de comer maíz dulce.

El uso del maíz dulce en diferentes recetas se ha disparado en los últimos años, y es que cuenta con numerosos beneficios que hacen de él un alimento estrella.
Contiene un elevado porcentaje de hidratos de carbono, característica que lo hace ideal para personas que padecen diabetes, es un cereal apto para los celiacos ya que no contiene gluten, y su alto contenido en fibra ayuda al control del apetito y por lo tanto a la bajada de peso y previene el cáncer de colon. Además, su aporte calorico lo convierte en un alimento muy energético, perfecto para quienes practican deporte.
También ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, es alto en vitaminas B, A Y C y mejora el tránsito intestinal.
Su contenido en grasa es muy bajo, por lo que te permitirá saciarte con rapidez y no comer más de la cuenta.

 

 

La incorporación del maíz dulce a tu dieta.

Existen varias leyendas urbanas que catalogan a esta variedad de maíz como un alimento muy calorico. Es por ello, que muchas personas deciden apartar esta hortaliza de su dieta creyendo que dificultará el cumplimiento de sus objetivos de perder peso. Es cierto que algunos productores de maíz dulce incorporan azúcares en sus productos, pero para evitar consumirlos en exceso, solo tendremos que asegurarnos de que no es así analizando el etiquetado de estos productos.
En cantidades adecuadas, el maíz actuará como una gran fuente de fibra y nos aportará una alta cantidad de minerales, además, esta hortaliza cumple un papel muy importante en cualquier proceso de adelgazamiento, es saciante, lo que nos permitirá poder controlar de una manera más exacta la cantidad de comida que consumimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *