Alimentos ecológicos. Mitos y verdades.

El boom de los alimentos ecológicos

 

Que en la última década el consumo de productos ecológicos se ha disparado no es ningún secreto. Hace algunos años, los alimentos ecológicos se consideraban un producto gourmet llegando a alcanzar precios desorbitados solo al alcance de unos pocos. En la actualidad, España se posiciona como uno de los 10 países que más consumen productos ecológicos a nivel mundial. Y es que cada vez más españoles llenan sus bolsas de la compra con este tipo de producto. La demanda de estos productos crece cada día más descartando así que sea una moda efímera y pasajera.

En general, la sociedad está tomando una mayor conciencia de los innumerables beneficios que estos productos aportan a nuestro organismo y a nuestra vida diaria.

Desde Maya S.L, nos hemos planteado conocer más de cerca este tipo de alimentos saludables, a fin de contarte todos sus secretos.

 

Qué son los productos ecológicos y porqué debemos consumirlos

Los productos ecológicos son todos los alimentos que son cien por cien naturales obtenidos, producidos y distribuidos sin la presencia de químicos. Pueden ser cárnicos, agrícolas, vinos u otro tipo de bebidas. El auge del consumo de estos alimentos es debido a sus múltiples ventajas y beneficios que aportan a la alimentación de la persona que los consume, ayudando y haciendo de su vida una más sana y saludable.

 

 

4 mitos sobre los productos ecológicos

Mito 1: Los alimentos ecológicos son más insípidos.

Afirmación totalmente equivocada. Los productos ecológicos cuentan con más vitaminas y nutrientes y recuperan aromas que con los fertilizantes químicos se habían perdido. El sabor de este tipo de productos es más potente y notable que el de los alimentos que han sido tratados químicamente. También y gracias a esta tendencia, la población ha comenzado a incorporar a su dieta una gran variedad de hortalizas, enriqueciendo así su dieta.

Mito 2: No cuidan el medio ambiente.

Estos productos son totalmente respetuosos con el medio ambiente, lo que ayuda a frenar en cierta medida el cambio climático, emitiendo un 30% menos de emisiones de CO2 a la atmósfera.
Este modelo alternativo de producción se basa en granjas de menor tamaño y un desarrollo sostenible, lo que ha permitido que en España aumente un 20% el número de trabajadores en el sector de la agricultura por año.

 

 

Mito 3: Los alimentos ecológicos no son más saludables.

Los productos ecológicos no utilizan conservantes, colorantes ni antibióticos, porque pueden dejar rastros tóxicos en nuestro organismo.

Según algunos estudios, estos tóxicos podrían ser los causantes de algunos problemas cardíacos, dolores de cabeza, osteoporosis y hasta cáncer.

Así que sin ninguna duda, los alimentos ecológicos sí son más sanos.

Mito 4: Los fertilizantes no son tan malos.

Todos los plaguicidas químicos son perjudiciales para nuestra salud así que agricultores ecológicos emplean fertilizantes orgánicos con restos vegetales o estiércol, asegurándose así de que no influirán negativamente en la misma. Los aditivos utilizados en los procesos ecológicos están formados a base de extractos naturales y son totalmente aptos para su consumo.

 

Ahora, que ya sabes más acerca del mundo ecológico, ¿Quieres formar parte de él y vivir de una manera más sana? Tú decides!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *